Se definen como una experiencia práctica que se desarrolla fuera de las dependencias del colegio y tiene como objetivo reforzar el contenido de alguna asignatura. De manera específica nuestro colegio, a través de estas salidas, busca potenciar habilidades sociales en sus alumnos. En este sentido es una instancia que le permite a nuestros alumnos enfrentarse a situaciones del diario vivir de manera autónoma sin el resguardo de los padres.

Las salidas pedagógicas se programan y se comunican con anticipación a las familias, las cuales deben entregar un formulario de autorización 24 horas antes de la salida. Quienes no presentan esta autorización no pueden asistir a la salida.

En las salidas pedagógicas, en Pre escolar, asiste 1 adulto cada 6 niños. En básica y TEM es un adulto cada 10 alumnos. Cabe señalar que según el MINEDUC, en las salidas pedagógicas deben ir 2 adultos cada 45 alumnos. En nuestro colegio aumentamos el número de adultos responsables por niño para brindar mayor aprendizaje, protección y seguridad.

¿Por qué razones los padres y apoderados no pueden asistir a una salida pedagógica?

1.- Por resguardo del ambiente de trabajo: Los alumnos que participan de las salidas lo hacen con un objetivo pedagógico claro que es trabajado previamente y posteriormente por la guía a cargo. El que un agente externo participe, activa o pasivamente, de la actividad altera este ambiente pedagógico.

Por otro lado y tal como se señala en un comienzo un objetivo específico de las salidas es permitir que los alumnos desarrollen habilidades sociales. Un agente externo, especialmente un apoderado, puede reprimir, en este contexto, el natural desenlace de este tipo de habilidades pues el alumno sentirá un resguardo particular al ver a sus padres o apoderados en este escenario.

2.- Por resguardo del grupo: Nuestro colegio vela por la seguridad de nuestros alumnos por tal motivo no podemos permitir que un agente externo, en este caso un apoderado, esté en contacto con otros niños. Como colegio debemos velar por nuestros alumnos y no por posibles comportamientos de apoderados en salidas pedagógicas.

Aquellos apoderados y padres que no respeten esta norma serán citados por Dirección y su conducta será considerada como falta grave.