Invernadero escolar: promoviendo hábitos y estilos de vida saludable

Con el objetivo de incentivar en los más pequeños, el gusto por la naturaleza y los procesos que esto conlleva, en cuanto al crecimiento de plantas y verduras, el Colegio Rayen Mahuida Montessori, a través del Comité Medio Ambiental, retomó el proyecto invernadero.

Todo esto, en base a promover un espacio de aprendizaje integral en la comunidad escolar y que a su vez, destaque la importancia de contar con hábitos y estilos de vida saludables.

Para ello, se llevaron a cabo una serie de mejoras, destinadas a habilitarlo para su uso diario, tales como desmalezar, instalar riego por goteo para las plantas ubicadas en los costados, incorporación de tierra abonada, plantación de jazmínes, hortencias, lavanda, entre otras.

En tanto, los estudiantes de Sala Nido a 4º Básico -a quienes se les asignó huertos- plantaron diversos almácigos: zanahorias, lechugas, pimentones, tomates, frutillas, cilantro, pepinos y betarragas.

Labores que van de la mano con una enseñanza y que según explicó la Jefa de Estudios, María Isabel Torrejón, “el cultivar una planta es un proceso muy relevante en la vida de cualquier ser humano. Es comenzar a entender los principios de la ecología y dimensionar la importancia de los productores vegetales en el medio ambiente que nos rodea”. 

“Todo esto, para que puedan comprender que el ecosistema se encuentra en un delicado equilibrio donde los vegetales son actores principales y nos aportan muchas cosas. A su vez, permite formar la responsabildad ya que hemos organizado turnos por curso para regar. Es un lugar muy especial donde los niños podrán obtener una fruta o verdura y llevar a su hogar para comérsela o compartir con su familia”, enfatizó.