Historia y Educación Cívica: estímulo al sentido de pertenencia

Por Consuelo Araya Segura, Profesora de Historia del  Colegio Rayen Mahuida Montessori.

La Historia en el proceso formativo de los estudiantes es relevante, conocer y comprender que somos un producto del pasado es lo que hace que los estudiantes no la sientan como algo lejano o aburrido. 

Los acontecimientos acontecidos en el pasado, configuran nuestra historia presente y nuestra identidad. El estudiante cuando logra esa relación, comprende y disfruta la asignatura. A esto, se añade el hecho de que le permite vincular su historia personal, familiar y la vida cotidiana con los contenidos vistos dentro del aula. Es más, se sorprenden cuando entienden que hasta en la cocina de su casa pueden encontrar historia.

Del mismo modo, no podemos dejar de lado la Geografía, todo hecho histórico sucede en un espacio determinado, que presenta diversas características que posibilitan una coyuntura histórica, entre los que cuentan  relieve, clima e hidrografía, respectivamente.

Cuando el estudiante es consciente de lo mencionado anteriormente, valora, por ejemplo, la lucha que dieron las mujeres en Latinoamérica por el derecho a voto, las huelgas obreras por derechos laborales, la recuperación de la memoria en América Latina y la importancia de los procesos democráticos en el mundo. De esta manera, lo internaliza y lo lleva a cabo en su vida cotidiana, haciendo valer sus derechos y cumpliendo también sus deberes.  

Las salidas pedagógicas que se han realizado en el transcurso del año junto a alumnos de diversos ciclos, tales como el Casco Histórico de Santiago; Museo de Historia Nacional y el Archivo Nacional Histórico, están en función del fortalecimiento de la identidad nacional y con ello, las responsabilidades cívicas, en donde los estudiantes han tenido la oportunidad de conocer y aproximarse a documentos y objetos de gran valor histórico para el país, construyendo así su propia visión histórica.